ROLLITOS DE CANELA SUECOS

ROLLITOS DE CANELA SUECOS

Estos rollitos de canela suecos o kanelbullar son, tal vez, la receta sueca más conocida y apreciada más allá de sus fronteras, y nos acompaña en cualquier tarde de frío con su textura esponjosa y su intenso sabor a canela.

Rollitos de canela en una fuente para horno con crema batida.

Si vamos a hornear recetas nórdicas no puedo dejar de recomendaros en casi cada uno de mis post The Nordic Baking Book, es el libro que comparte todos los secretos del “fika” o merienda sueca.

La masa de estos bollos de canela puede prepararse en casa con muy pocos ingredientes: mantequilla, levadura fresca de pan, leche, huevos, azúcar y harina de fuerza.

Una fuente para horno con rollos de canela.

La harina de fuerza en las masas dulces

Uno de los trucos más importantes para que las masas dulces salgan muy esponjosas, junto con un buen amasado es la harina de fuerza (o harina de panadería en algunos supermercados españoles). 

La harina de fuerza o harina 00 contiene al menos un 12% de proteína, que nos permitirá conseguir una textura muy esponjosas en nuestros bollos de canela. 

Rollitos de canela en una fuente para horno con una bola de helado.

El amasado

El segundo secreto para disfrutar de unos kanellbullar bien esponjosos es el amasado. Como explico más adelante en el paso a paso de la receta es importante añadir poco a poco la mantequilla a nuestra masa y amasar con mucha paciencia. 

Si amasamos a mano debemos esperar a tener un masa elástica, que ha absorbido completamente la mantequilla y que no se pega a nuestras manos.

Si utilizamos robot de cocina o Kitchenaid debéis usar la función de amasar pan o el gancho amasador y esperar hasta que la masa no se pegue a las paredes del robot de cocina y tenga una superficie lisa y brillante (unos 15-10 minutos). 

Una persona vierte crema en una sartén con panecillos de canela.

El reposo

Parece que la masa de nuestros bollos de canela requiere mucho reposo pero en una tarde podréis disfrutar vuestros kanellbullar recien hechos. 

El primer reposo de una hora lo haréis según termine el amasado, cubrid la masa dulce con un paño húmedo o film y dejar reposar una hora a temperatura ambiente.

Una vez ha doblado su volumen le dais forma a vuestros rollitos de canela (ver paso a paso y fotos) y sobre la bandeja de horneado podéis dejarlos reposar otra hora (o toda la noche en la nevera) y al horno. 

Rollitos de canela con crema batida en una fuente para horno.

Frosting de queso

El frosting es opcional, de hecho también podéis decorar vuestros kanelbuller con azúcar perlado, pero si os gusta las cantidades son:

120 g de queso crema

80 g de azúcar glas

1 cucharada de leche

1/4 de cucharadita de vainilla

Por supuesto se puede añadir más azúcar glass o impalpable al gusto. Para mi este equilibrio de sabores no demasiado dulce es perfecto en contraste con el dulzor del relleno de canela. 

Rollitos de Canela Suecos

Plato Desayuno, Merienda
Cocina Sueca
Keyword Canela, Cinnamon Rolls, Kanelbullar, Rollitos
Tiempo de preparación 2 horas 10 minutos
Tiempo de cocción 25 minutos
Tiempo total 2 horas 35 minutos
Raciones 6 Personas
Calorías 436kcal
Autor Laura Fernández
Cost 6€

Equipment

  • 1 Amasador o Kitchen Aid Opcional
  • 1 Bol
  • 1 Horno
  • Film
  • 1 Rodillo de amasado

Ingredientes

Masa

  • 320 ml Leche entera
  • 150 g Mantequilla sin sal Temperatura ambiente
  • 1 cucharada Cardamomo molido Opcional
  • 50 g Levadura fresca O 15 g de levadura seca de panadería
  • 1 ud Huevo L
  • 125 g Azúcar blanco
  • 750 g Harina de fuerza

Relleno

  • 200 g Mantequilla
  • 2 cucharadas Canela de Ceylan
  • 100 g Azúcar

Frosting de Queso

  • 120 g Queso crema
  • 80 g Azúcar glas
  • 1 cucharada Leche
  • 1/4 cucharadita Vainilla

Elaboración paso a paso

  • Si utilizamos levadura instantánea comenzamos mezclándola con la leche templada y la dejamos actuar. Este paso no es necesario si utilizamos levadura fresca.
  • Mezclamos en un bol los ingredientes secos: cardamomo en polvo, harina de fuerza, azúcar y levadura fresca. 
  • Añadimos la leche a temperatura ambiente y el huevo y comenzamos a amasar a mano o con nuestro robot de cocina. 
  • Poco a poco vamos incorporando la mantequilla a temperatura ambiente sin dejar de amasar a la masa. 
  • Amasamos bien tras incorporar la mantequilla poco a poco, hasta conseguir una textura homogénea y lisa. Si utilizáis amasadora o robot de cocina alrededor de 15 minutos, si amasáis a mano debéis notar la  masas elástica y que no se pega a las manos.
  • Dejamos reposar la masa de los bollitos de canela cubierta con un film o con un paño húmedo durante al menos una hora a temperatura ambiente o hasta que doble su volumen.
  • Para el relleno podemos mezclar con la ayuda de un robot de cocina o batidora la mantequilla el azúcar y la canela de forma que obtengamos un relleno fácilmente untable.
  • Si no disponemos de batidora podemos derretir en el microondas y a continuación añadir la canela y el azúcar sobre la mantequilla para conseguir el relleno de nuestros bollos de canela. 
  • Una vez la masa ha duplicado su volumen la amasamos ligeramente sobre una superficie enharinada para desgasificarla y la dividimos en dos para poder darle forma. 
  • Con la ayuda de un rodillo extendemos la masa en forma de rectángulo.
  • Extendemos el relleno de canela, mantequilla y azúcar sobre la masa sin llegar a los bordes.
  • Enrollamos la masa de nuestros bollos de canela sobre si misma y cortamos en trozos de aproximadamente 2 cm (ver foto).
  • Colocamos en un molde cuadrado con separación entre los rolls y los dejamos reposar tapados durante otra hora, o toda la noche en la nevera. La masa volverá a doblar su volumen. 
  • Precalentamos el horno a 180º Celsius (356º Fahrenheit).
  • Horneamos durante 20-25 minutos con calor arriba y abajo, en función de vuestro horno, podéis cubrirlos con papel de albal los últimos minutos si observáis que se tuesta demasiado la superficie. 
  • Podéis preparar el frosting de queso mezclando 120 g de queso crema, 80 g de azúcar glas, 1/4 de cucharada de vainilla y 1 cucharada de leche (opcional).
  • Colocamos el frosting de queso crema sobre los rollitos de canela justo antes de servir y ¡a disfrutar!

Video

Espero que con estos tres trucos consigáis disfrutar de los mejores rollitos de canela que hayáis probado. A continuación os dejo más ideas para disfrutar de vuestras masas dulces con variedades para todos los gustos:

Rolls de chocolate

Bollos de Almendra

Roscón de Reyes

suscríbete para no perderte ninguna receta
 

Comparte esta receta / Sharing is caring

2024-01-14

6 comentarios

  1. Voy a tener que comprarme ese libro. Estos rollitos de canela suecos y los de chocolate del otro día me tienen antojadísima.

     
  2. Los rollitos de canela son uno de mis dulces favoritos! Me pillas sin desayunas, por lo que casi me como la pantalla ¡pintaza!

     
  3. Laura que delicia de merienda. Yo cada vez que voy a Ikea, que por cierto me queda súper cerca de casa, compro estos cinnamon rolls. No sabía que eran tan fáciles de hacer. A mí también me encanta la harina de panadería. Me gusta mucho cómo se desarrolla el gluten.

     
  4. Se ven riquísimos amiga. Hago una receta de rollitos de canela desde hace años y no sé qué tal será ésta. Tengo que probar éstos suecos con frosting de queso. Ya imagino el sabor 🤤🥰

     
  5. Con la frase “intenso sabor a canela” a mí ya me tienes conquistada! Estos rollizos de canela suecos me parecen una merienda ideal y el frosting se ve delicioso. Me apunto el libro en la wishlist!

     
  6. Que delicia tus rollitos de canela suecos y que bien explicada la receta. Gracias por compartirla! Me fascinó y mis nenas la amaron!

     

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *