CROSTATA ITALIANA DE PISTACHO Y MASCARPONE

Hoy os traigo una tarta típica italiana, la crostata, rellena de crema de pistacho y mascarpone. Una combinación de sabores increíble.

La crostata es una tarta que se prepara con lo que en Italia llaman pasta frolla que le da una textura crujiente muy parecida a la masa quebrada, recordando a una galleta. 

En Italia podemos encontrar muchos tipos de crostatas. Entre las más típicas están la crostata alla marmellata con relleno de mermeladas de temporada, o con relleno de nutella o pistacho. 

Relleno de Pistacho y Mascarpone

Con la excusa de probar la crema de pistacho verde di bronte DOP, de una tienda online de productos italianos de primerísima calidad que se llama HelloMamma, me decidí a preparar esta receta de crostata. Para ello he combinado la receta de crostata de pistacho y la receta de crostata de mascarpone y el resultado me ha encantado. La apariencia de esta crostata italiana con pistacho y mascarpone es la de una tarta de queso suave con mucho pistacho y base crujiente de pasta frolla ¡una maravilla!

¿Es posible hacer esta crostata solo de pistacho?

Por supuesto. Yo la he hecho con el mascarpone porque me encanta su textura suave, pero podéis hornear vuestra crostata con la masa, y en lugar de 250 g de crema de pistacho, unos 400 o 450 g. 

Para preparar la pasta frolla o masa de crostata es recomendable utilizar mantequilla de buena calidad a temperatura ambiente. Mezclaremos primero la mantequilla y el azúcar, posteriormente los huevos de uno en uno a temperatura ambiente y, finalmente, el resto de ingredientes secos (harina, levadura, azúcar, sal, ralladura de limón y vainilla). 

Una vez hayamos preparado la masa de nuestra crostata debemos dividirla en dos porciones, cubrirla con film y dejarla reposar dos o tres horas en la nevera antes de poder darle forma. 

Enfriar antes de manejar

Si decidiéramos dejar la masa toda la noche en la nevera, necesitaremos dejarla unos 15 minutos a temperatura ambiente antes de poner manejarla. 

Una vez hayamos enfriado nuestra masa de crostata la estiramos sobre una superficie enharinada con la ayuda de un rodillo y forramos nuestro molde.

Estiramos la segunda de nuestras masas y, con la ayuda de un cortador de pizza (o un cuchillo), cortamos unas tiras para adornar nuestra crostata. 

Si al darle forma a la masa de crostata notáis que comienza a ablandarse demasiado, no dudéis en enfriar de nuevo la masa 30 minutos en la nevera para darle forma.

Directamente al horno

Como observáis en mi receta la decoración no es necesario que sea muy profesional, pero quién sabe, tal vez con el tiempo consigamos esa crostata con decoraciones perfectamente geométricas como recién salido del horno de una peli de Disney. 

Una vez hayamos colocado nuestra crostata en un molde previamente engrasado, no es necesario hornear primero la base; hornearemos nuestra crostata directamente con el relleno.

Para evitar que se queme la parte superior podemos cubrir nuestra crostata con papel de aluminio los primeros 20 minutos de horneado, o podemos colocar la crostata sobre la rejilla del horno, y sobre ella la bandeja de horno, para evitar que se dore demasiado la parte superior. 

Para hornear nuestra crostata podemos utilizar un molde desmontable que facilite el desmoldado. El mío es de una tienda holandesa llamada HEMA, pero aquí os dejo alguno parecido.  Si no tenéis molde desmoldable siempre podéis forrar  bien el molde con papel de horno para facilitar el desmoldado de la tarta.

Crostata Italiana de Pistacho y Mascarpone

Plato Postre
Cocina Italiana
Keyword Crostata, Mascarpone, Pistacho
Tiempo de preparación 20 minutos
Tiempo de cocción 40 minutos
Enfriamiento en nevera 2 horas
Tiempo total 3 horas
Raciones 8 personas
Cost 8€

Equipment

  • 1 Batidora de varillas Opcional Kitchen Aid o Thermomix
  • 1 Nevera
  • 1 Bol

Ingredientes

Masa

  • 330 g Harina de repostería
  • 165 g Mantequilla sin sal
  • 1 unidad Huevo
  • 2 unidades Yemas de huevo
  • 130 g Azúcar blanco
  • 1/2 cucharadita Levadura química Tipo Royal
  • 1/4 cucharadita Vainilla
  • 1 pizca Sal
  • Ralladura de limón Opcional

Relleno:

  • 200 g Crema de pistacho
  • 450 g Mascarpone
  • 50 g Azúcar blanco
  • 1/4 cucharadita Vainilla

Elaboración paso a paso

  • Comenzamos mezclando la mantequilla sin sal a temperatura ambiente con el azúcar. Podemos utilizar unas varillas eléctricas, la pala de nuestra kitchen aid o Thermomix. Mezclamos bien durante 3-4 minutos la mantequilla y el azúcar, hasta conseguir una textura cremosa y la mantequilla tenga un color claro. 
  • Añadimos el huevo a temperatura ambiente y mezclamos
  • A continuación añadimos las yemas de huevo, de una en una, mezclando bien hasta que se integren en la masa. 
  • En otro bol mezclamos nuestros ingredientes secos: el azúcar, la levadura, la harina tamizada, la sal, la vainilla y la ralladura de limón. 
  • Añadimos los ingredientes secos a la mezcla de huevos y mantequilla hasta que se integren perfectamente.
  • Formamos una bola con la masa de crostata y la dividimos en dos porciones, cubrimos con film y dejamos enfriar en la nevera durante al menos 2 horas. 
  • Mezclamos en un bol el mascarpone con el azúcar y 1/4 de cucharadita de vainilla y reservamos.
  • Engrasamos un molde con spray desengrasaste y harina, o forramos con papel de horno.
  • Precalentamos el horno a 180º Centígrados
  • Sobre una superficie enharinada estiramos la masa de crostata con ayuda de un rodillo.
  • Colocamos la mitad de la masa estirada sobre el molde y pinchamos con un tenedor
  • A continuación colocamos sobre la masa de crostata la crema de pistacho con la ayuda de una cucharilla.
  • Enfriamos en la nevera durante 10 minutos.
  • Sobre la crema de pistacho colocamos la mezcla de mascarpone, azúcar y vainilla.
  • Estiramos la masa de crostata que hemos reservado y cortamos en tiras para decorar nuestra crostata. 
  • Decoramos al gusto la crostata con la masa. 
  • Horneamos a 180º Centígrados durante 35-45 minutos con calor arriba y abajo.
  • Para evitar que la superficie de la crostata se tueste en exceso, podemos cubrir nuestra crostata de pistacho y mascarpone con papel de aluminio durante los primeros 20 minutos, o podemos colocar la bandeja de horno en la parte superior, de forma que se tueste menos la crostata que habremos colocado en la parte media del horno. 
  • Dejamos enfriar durante al menos 2 horas y ¡a disfrutar!
SUSCRÍBETE PARA NO PERDERTE NINGUNA RECETA
 

2022-05-17

7 comentarios

  1. Este postre tiene que estar riquísimo!!! Una receta increíble! Gracias por compartirla

     
  2. Muy apetecible la crostata, creo que tengo la necesidad imperiosa de probarla.
    Gracias Laura !!!

     
  3. Desde que vi la primera foto en tu Instagram de esta crostata italiana de pistacho me creaste una necesidad brutal de hacerla!!! El mascarpone me parece que le queda genial y hace que sea mucho más suave.

     
    1. Bueno esa crostata italiana de pistacho debe de estar riquísima. El marcaspone le da un toque infalible para probarla y disfrutar . Anotada!

       
  4. La crostata es de las primeras cosas que probé cuando estuve en Italia y me encanta esta masa crujiente. Se deshace y está deliciosa. No quiero imaginarme cómo tiene que estar con la crema de pistacho y mascarpone. Una delicia irresistible seguro! 🥰

     
  5. Esta a crostata con crema de pistacho y mascarpone se ve divina. Ya mismo me compro la crema de pistachos para el finde que viene que quiero hacer una comida italiana, probarla en casa. Gracias! Abrazos.

     
  6. Qué delicia! por acá los pistachos son tan caros, que sólo dan para comer un poquito. Pero en las fiestas especiales, siempre uno se puede dar un gusto, y este es el caso con esta crostata italiana. Muy rico.

     

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.