RECETA DE COCA DE LLANDA VALENCIANA TRADICIONAL

RECETA DE COCA DE LLANDA VALENCIANA TRADICIONAL

La coca de llanda es una receta  tradicional de la cocina valenciana, se trata del bizcocho de aceite de oliva perfecto: esponjoso, con un delicioso toque de limón y su típica superficie recubierta de azúcar que hace de esta coca una merienda deliciosa. 

Una pila de trozos de coca de llanda cubiertos de azúcar en un plato, colocados sobre un mantel de cuadros amarillos. Al fondo hay otro plato con trozos de tarta y una taza blanca.

¿Qué tiene de especial la tradicional coca de llanda?

Este dulce valenciano es un bizcocho muy esponjoso, para todos los gustos, sabroso y que se elabora con ingredientes básicos que cualquiera podemos encontrar en nuestra despensa: huevos, azúcar, harina, limón, azúcar y aceite de oliva.

Como acabado que le confiere su especial textura esponjosa y con un toque crujiente, la coca de llanda se espolvorea antes de hornearse con una mezcla de azúcar y canela molida que es el secreto de su capa crujiente de azúcar que la hace irresistible. 

El curioso nombre de la coca de llanda, uno de los dulces valencianos más famosos, proviene de la bandeja de horno en la que tradicionalmente se ha horneado esta coca en forma rectangular, llamada llanda en valenciano.

Como ocurre con muchas recetas tradicionales su origen es desconocido. No ha sido inventada por un famoso chef en su pastelería, sino que se cree que se comenzó a elaborar como  receta de desayunos y meriendas dulces con los ingredientes que se tenían a mano en las casas valencianas, dónde no faltan los cítricos como los limones o la naranja, con los que se elabora esta tradicional coca (como se conocen en valenciano las masas elaboradas con harina, tanto dulces como saladas).

Sobre un mantel de cuadros amarillos están dispuestos varios ingredientes para hornear, entre ellos harina, azúcar, huevos, limones, leche, canela, miel y una botella de mantequilla con la etiqueta "El Tigre".

Coca de llanda de la abuela, Coca boba o coca malfeta

El nombre de este bizcocho es valenciano y procede de los utensilios necesarios para elaborarlo, ya que recibe su nombre de la placa de horno en la que se hornea tradicionalmente esta coca, llanda en  Valenciano.

Con estos curiosos nombres se conoce también a la coca de llanda ¿por qué? porque resulta tan fácil de hacer, y se considera que tiene un aspecto tan simple, rectangular como las bandejas de horno, sin apenas decoración, que tradicionalmente se le conoce en la zona como coca boba.

Un pastel rectangular en una fuente para hornear blanca con papel pergamino, colocado sobre un mantel a cuadros amarillo y blanco. Sobre la mesa se ven limones y un recipiente de canela junto con un cuenco de azúcar y canela.

Hornear un esponjoso bizcocho con aceite de oliva es posible

Este bizcocho típico de la Comunidad Valenciana es el dulce perfecto si estáis buscando un postre sin lactosa ya que se hornea con aceite de oliva como uno de sus ingredientes principales, y no con mantequilla, haciendo por ello de esta receta una receta que, si elaboráis con leche sin lactosa, es perfecta para vuestros/as invitados con esta intolerancia. 

Si simplemente queréis experimentar en la cocina y probar dulces elaborados con aceite de oliva, la esponjosidad de esta receta valenciana os va a sorprender. 

Una fuente para hornear rectangular con un pastel de canela forrado en pergamino se encuentra sobre un mantel a cuadros amarillo junto a tres limones y un frasco de canela.

¿Cómo se prepara la coca de llanda?

La receta básica de la coca de llanda es tan fácil de elaborar, que simplemente necesitareis contar con todos los ingredientes a temperatura ambiente para garantizar un buen resultado.

Comenzaremos mezclando los huevos y los 250 gramos de azúcar blanco junto a los huevos hasta que blanqueen (tengan una textura esponjosa).

A continuación añadiremos el aceite de oliva y los 250 gramos de leche entera (con o sin lactosa) mezclaremos a mano o con una batidora de varillas a velocidad media. 

Por último añadiremos la ralladura del limón, la harina tamizada y las gaseosillas para conseguir la mezcla perfecta para nuestra coca valenciana y lo incorporaremos al resto de ingredientes con movimientos envolventes con la ayuda de una espátula. 

Una coca de llanda horneada cortada en cuadrados se encuentra en una fuente para hornear blanca sobre un mantel de cuadros amarillos. Cada uno de dos platos sostiene un trozo de pastel con un tenedor. Se colocan tres limones al lado del plato.

El molde rectangular o bandeja de horno en la coca de llanda

Tradicionalmente la coca valenciana se ha horneado directamente sobre la bandeja de horno que había en los hogares (llamada llanda en valenciano).

Hoy en día, aunque por supuesto podéis hornearla en vuestra bandeja de horno, podéis utilizar un molde alto o fuente alargada con paredes altas para que vuestra coca de llanda pueda subir. En las fotos podéis comprobar que para hornear esta receta he utilizado una bandeja de horno de 31×23 (6 cm de profundidad) forrada con papel de horno o papel vegetal.

Las rebanadas de pastel se sirven en platos pequeños, rodeando una fuente para hornear con más pastel. La mesa está cubierta con un mantel de cuadros amarillos y blancos. En la esquina también se ven tres limones.

Las gaseosillas, el impulsor de la coca de llanda. 

Este  impulsor químico, que actúa como las levaduras en otros bizcochos tradicionales, se utiliza en la receta original de la coca de llanda. 

Cuando abráis vuestro paquete de gaseosillas veréis que encontráis dos sobres unidos, uno contiene el bicarbonato sódico y otra el acidulante que le hará reaccionar.

Es habitual encontrar gaseosillas de la marca El Tigre, que se encuentran en muchos supermercados y se fabrican en Cheste, Valencia, desde los años 30.

¿Cómo sustituir las gaseosillas por levadura química tipo Royal?

Para sustituir las gaseosillas o sobres de gasificante, en caso de que no os resulte fácil encontrarlos, podemos añadir 4 gramos de levadura química de repostería (conocida en España como levadura Royal) por cada 100 gramos de harina.

En esta receta un sobre de levadura Royal (16 gramos), es el equivalente a 3 sobres de gaseosillas que utilizamos (4 gramos de levadura por cada 100 gramos de harina en la receta), también conocidos como papelillos de gaseosas

Una fuente de cerámica para hornear con coca de llanda en rodajas sobre un mantel de cuadros amarillos. Un trozo de tarta se coloca encima del plato. Al fondo se ven trozos de pastel adicionales y un limón.

¿Se parecen la coca de llanda y las magdalenas valencianas?

Sí, el sabor es muy similar, así que si sois fans de las esponjosas magdalenas valencianas con su superficie de azúcar caramelizado, os va a encantar la coca de llanda. 

¿Cómo servir la coca de llanda?

Este esponjoso bizcocho es perfecto para disfrutar con un buen chocolate caliente, con un vaso de leche fresca, o ¿por qué no? una fresca horchata valenciana en los meses más calurosos.

Si no conocéis la horchata, es una de las recetas valencianas más famosas. Se trata de una refrescante bebida elaborada con chufas frescas y que se consume mucho en el Levante español durante los meses de verano. 

Coca de Llanda

La coca de llanda es una receta  tradicional de la cocina valenciana, se trata del bizcocho de aceite de oliva perfecto: esponjoso, con un delicioso toque de limón y su típica superficie recubierta de azúcar que hace de esta coca una merienda deliciosa.
Plato Desayuno, Merienda, Postre
Cocina Española, Valenciana
Keyword Aceite de Oliva, coca, Limón, llanda, valencia
Tiempo de preparación 30 minutos
Tiempo de cocción 35 minutos
Enfriamiento 30 minutos
Tiempo total 1 hora 35 minutos
Raciones 8 personas
Calorías 712kcal
Autor Laura Fernández
Cost 6€

Equipment

  • 1 Bol
  • Barillas de batir
  • Horno
  • Molde de horno 31x23 (6 cm de profundidad)

Ingredientes

  • 250 g Azúcar blanco
  • 3 sobres Gaseosa
  • 240 g Leche entera
  • 3 Huevos
  • 240 g Aceite de oliva suave
  • 400 g Harina de repostería
  • 2 cucharaditas Ron o cognac
  • Ralladura de limón
  • 1 pizca Sal

Para decorar

  • 3 cucharadas Azúcar blanco
  • 1/2 cucharadita Canela

Elaboración paso a paso

  • Comenzamos preparando un molde cuadrado o rectangular con suficiente fondo para que nuestra esponjosa coca de llanda pueda subir (unos 4-6 cm de alto mínimo).
  • Podemos preparar el molde con spray para hornear, con aceite de oliva y con papel de horno que puede sobresalir por los laterales del molde, así nos resultará más fácil desmoldar nuestra coca. 
  • Precalentamos el horno a 180º Centígrados (355 Fahrenheit) con calor arriba y abajo.
  • En un bol comenzamos mezclando con la ayuda de unas barillas de mano o eléctricas  los huevos con el azúcar blanco y la ralladura de limón hasta que blanqueen y se integren perfectamente. 
  • Añadimos el aceite de oliva y las cucharadas de ron a la mezcla de huevos y azúcar y mezclamos de nuevo con las barillas. 
  • A continuación añadimos la leche a la mezcla y batimos de nuevo. 
  • Tamizamos la harina y los 3 sobres de gaseosa que poco a poco iremos incorporando a la mezcla de huevos, leche, aceite y azúcar y mezclamos todos los ingredientes con movimientos envolventes con la ayuda de una espátula.  
  • Colocamos la mezcla de ingredientes para nuestra coca de llanda en el molde que previamente hemos preparado. 
  • Mezclamos en un cuenco 3-4 cucharadas de azúcar blanco y ½ cucharadita de canela para la costra crujiente de nuestra coca valenciana. 
  • Espolvoreamos una generosa capa de la mezcla de azúcar y canela sobre nuestra coca de llanda cruda.
  • Horneamos durante 25-35 minutos en función del horno, hasta que la superficie de nuestra coca de llanda esté dorada, y al introducir un palillo en el centro salga seco. Si lo deseáis podéis cubrir con papel de aluminio la coca durante los 10 primeros minutos de horneado, para evitar que se tueste en exceso la costra superior de azúcar.
  • Dejamos enfriar y servimos nuestra esponjosa coca de llanda con su capa superior de azúcar crujiente y ¡a disfrutar!

¿Cómo conservar la coca de llanda?

Cómo ocurre con la mayoría de los bizcochos esponjosos la coca de llanda se conservará en perfectas condiciones durante 2 o 3 días si lo conserváis en un tupper o caja hermética, aunque lo ideal es consumir este dulce valenciano unas horas después de hornearla para disfrutar de todos sus aromas, su esponjosa miga y la costra crujiente que se forma en el centro de la coca de llanda en la parte superior. 

También podéis congelar este bizcocho una vez haya horneado y enfriado, bien envuelto para evitar que coja olores en el congelador, y sacándolo del congelador unas horas antes de consumir. 

A continuación os dejo una selección de las mejores recetas españolas publicadas en el blog:

Tortilla de patata

Tarta de Santiago

Ensaladilla

Tortilla de patata con chorizo

SUSCRÍBETE PARA NO PERDERTE NINGUNA RECETA
 

Comparte esta receta / Sharing is caring

2024-05-16

7 comentarios

  1. Qué delicia! me encantan en general los bizcochos esponjosos y este de coca de llanda de Valencia con cítricos debe ser delicioso, intentaré hacer esta receta. Por cierto me encantó saber el origen tan curioso de este bizcocho. Gracias!

     
  2. Te cuento que hice esta coca hoy con idea de tener merienda para la semana y la he tenido que esconder porque casi se la termina mi familia. Que delicia!

     
  3. Qué delicia Laura. He de decir que no conocía la coca de Llanda. He hecho varias veces la de San Juan y al probar esta versión me ha encantado. Es una receta sencilla y versátil que sirve para acompañarnos en el día a día. Un abrazo bonita 🤗

     
  4. Te cuento que esta coca será una fija en mi cocina. No sabía de dónde venía el nombre. Ahora en mi favorita junto con la Coca de San Juan. Gracias por la receta.

     
  5. Laura, La coca de llanda es una receta tradicional y deliciosa. La hice paso a paso y me quedó súper divina. Me encanta el sabor que le da el limón. Nos encantó esta receta.

     
  6. Riquísima, Laura!!! Ya tengo la coca de llanda en el horno y huele toda la casa 🙂 En Valencia es muy típico en algunos restaurantes que te saquen un trocito con el café o con algún licor tras la comida.

     
  7. Que bella te quedó la coca de llanda, se ve riquísima. Perfecta para acompañarla con café o chocolate caliente.

     

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *