RUGELACH DE ALMENDRA Y CANELA

Hoy os traigo una receta de rugelach. Estos dulces de origen judío son muy fáciles de hacer y están riquísimos rellenos de almendra, canela o chocolate.

Estos dulces judíos, concretamente de la cocina asquenazí, procedente de Polonia, se consumen hoy día en todo el mundo. Se sirven durante Hanukkah, aunque podemos encontrarlos en muchas pastelerías durante todo el año. 

A pesar de su forma, parecida a un mini cruasán,  os cuento que los rugelach son galletas rellenas, con textura crujiente y muy suave que los hace deliciosos y muy tiernos.

He aprovechado para probar la harina de repostería de Entrepiedras para preparar esta receta de rugelach, que tiene una textura muy delicada. Ya veréis que son muy fáciles de extender cuando la masa está fría.

La Harina Entrepiedras me ha encantado; os dejo un enlace a su página por si queréis probarla. Son una empresa que trabaja con harinas de calidad, pequeña y responsable y, como veréis, su harina de repostería resulta perfecta para preparar dulces.

RELLENOS VARIADOS

Si os preguntáis como rellenar los rugelach os cuento que admiten tanto rellenos dulces como salados. 

Mi relleno de rugelach favorito es el de almendra y canela. Con él conseguiréis unos rugelach buenísimos con un aroma genial. Además la masa de rugelach no es especialmente dulce debido al queso crema, y su contraste queda genial con la almendra y la canela. 

Si preferís rellenar vuestros rugelach de chocolate, un buen praliné de chocolate y avellanas es genial para ello, y si les queréis añadir pepitas de chocolate en el relleno y almendra o avellana triunfaréis. 

La receta de rugelach es una de las recetas más fáciles que conozco, simplemente necesitáis una picadora o batidora para mezclar los ingredientes. 

Mezclar pero no demasiado

Para preparar la masa de rugelach os recomiendo, en primer lugar,  que utilicéis mantequilla y queso crema muy frio y, en segundo lugar, que mezcléis muy poco los ingredientes. Si mezcláis demasiado la masa se echa a perder.  Cuando la mezcla de ingredientes parezca arena, tras solo unos segundos en la batidora, es cuando debéis hacer una “bola” con vuestra masa de rugelach, juntando los ingredientes con vuestras manos, y refrigerar durante unas horas. 

Para la base de esta receta de rugelach he utilizado una receta del gran Ottolengui, ya os he hablado de él en varias ocasiones, pero en su libro Sweet hay unas recetas geniales de postres y además, si os gusta la fotografía gastronómica este video os va a conquistar desde la portada.

Rugelach de Almendra y Canela

Plato Desayuno, Merienda
Cocina Judía
Keyword Almendra, Canela, Rugelach
Tiempo de preparación 40 minutos
Tiempo de cocción 20 minutos
Tiempo total 1 hora
Raciones 4 personas
Cost 5€

Equipment

  • Batidora
  • Horno

Ingredientes

Masa

  • 160 g Harina de repostería Entrepiedras
  • 125 g Queso crema Tipo Philadelphia
  • 125 g Mantequilla sin sal Fría
  • 1/4 cucharadita Levadura de repostería
  • 1/4 cucharadita Extracto de vainilla Opcional
  • 1 pizca Sal

Relleno

  • 50 g Mantequilla
  • 30 g Almendra molida
  • 30 g Azúcar glas
  • 1/2 cucharadita Canela

Elaboración paso a paso

  • Comenzamos mezclando la harina, levadura de repostería, sal y vainilla en la batidora o robot de cocina y batimos durante 3 segundos.
  • Añadimos la mantequilla muy fría en dados y batimos durante otros 3 segundos. Conseguiremos una textura arenosa. 
  • Añadimos la crema de queso muy fría y batimos de nuevo 3 segundos. Es importante no batir de más la masa.  Si observamos una masa dividida en piezas redondas es la textura que buscamos.
  • Sacamos la masa de la batidora y la juntamos formando una bola, cubrimos con film transparente y dejamos enfriar en la nevera durante 1 hora.
  • Podemos preparar ahora el relleno mezclando durante 10 segundos mantequilla, almendra molida, azúcar glas y 1/2 cucharadita de canela. Gracias a la mantequilla conseguiremos una mezcla fácil de extender. 
  • Enharinamos ligeramente la superficie de trabajo y extendemos la masa con la ayuda de un rodillo formando un círculo. 
  • Extendemos el relleno sobre la superficie y cortamos la masa en 8 porciones en forma de triángulo. 
  • Precalentamos el horno a 200º Centígrados con calor arriba y abajo.
  • Formamos nuestros rugelach y colocamos sobre la bandeja de horno cubierta con papel de hornear ya que se trata de una masa muy rica en mantequilla. 
  • Horneamos durante 15-20 minutos aproximadamente hasta conseguir unos rugelach rellenos de almendra, crujientes por fuera y tiernos por dentro. 
SUSCRÍBETE PARA NO PERDERTE NINGUNA RECETA
 

2021-11-24

9 comentarios

  1. Tiene que estar divino , para empezar con uno y no saber cuando terminar

     
  2. Una maravilla de receta! Gracias por compartirla, y por compartir también el vídeo con cada paso, es muy útil. Probaré combinaciones saladas y dulces estas Navidades, gracias!

     
  3. Qué curioso, nunca lo había oído, dices que es tan fácil que me voy a animar a hacerlos yo soy mucho de estos cosas, me han encantado.
    Gracias por la información y por explicarlo tan bien.
    BS

     
  4. No conocía esta receta y me resulta súper interesante. Muy buena opción

     
  5. Una auténtica delicia, no conocía esta receta de rugelach de almendra y canela, sin duda es ideal para tomar el café, o para disfrutar en estas fechas en familia sobre todo porque el relleno puede ser variado me encanto tu receta

     
  6. No conocía esta receta pero se ven deliciosos! Perfectos para un postre en estas temporadas navideñas

     
  7. Me fascinan y ahora gracias a esta receta que compartes de rugelach me pondré manos a la obra! los de almendra y canela, también son mis favoritos.

     
  8. Tienen una pinta deliciosa Laura. No conocía los Rugelach y por los ingredientes que llevan diría que me encanta 😍

     

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *